Llamadas gratis con un Inalámbrico...


El hoy antiguo teléfono inalámbrico Panasonic KXT-4300H fue el primer aparato de tamaño reducido, con antena pequeña y con relativo buen sonido y alcance que se conoció en el país. Anteriormente había una larga lista de aparatos que eran pesados, con largas antenas (llegaban al metro de largo) y que no superaban los veinte metros de distancia funcional. Por ello, y porque incorporaba en el mismo equipo base un contestador automático, el Panasonic logró penetrar rápidamente en el mercado desplazando a todos los otros productos existentes.

Pero entre tantas virtudes el teléfono no tenía un sistema de seguridad fiable pese a tener mas de 10 canales de RF y un par de bandas base de operación.

Para usar otra línea telefónica con este aparato basta con desconectar la alimentación de la estación base propia, salir al balcón y apuntar la antena hacia diferentes direcciones en busca de una señal proveniente de otra base. Una vez encontrada una base se tendrá tono de marcado y se podrá hacer uso del teléfono tal como si se tratase de la línea propia. Cabe aclarar que si en lugar de desconectar la alimentación se desconecta la línea el truco no funcionará porque el enlace de radio entre el móvil y la base se seguirá estableciendo.

Pero así como nosotros acabamos de ver como podemos usar la línea de otro el otro también puede hacer lo mismo y gastar a cuenta nuestra cuando tengamos conectada nuestra estación base. Para evitar que esto suceda es indispensable dejar colocado en la base receptora el teléfono (en posición de carga) para que de esta forma toda la electrónica correspondiente a la radio quede apagada y se evite, por ende, que otros puedan usar nuestra base.


Aclaramos que esto lo colocamos para prevenir a los usuarios de Teléfonos Inalámbricos sobre el potencial peligro que representan. No pretendemos que las personas salgan a la calle dotadas de un inalámbrico en busca de líneas. Panasonic es marca registrada de Matsushita Electronics Co.