Control de Acceso con Tarjetas Chip


Muchos técnicos y aventureros electrónicos han empleado tiempo y dinero en lograr una tarjeta telefónica inagotable en base a la cual se harían ricos. Algunos dicen haberlo logrado, otros no pero lo cierto es que en las tarjetas telefónicas el negocio no se acaba cuando estas se agotan. Es mas, allí recién comienza.

Una tarjeta telefónica contiene en su interior un número de serie que es único y que, además, es imposible de modificar. Eso nos indica que la tarjeta además de ser única sobre todo el mundo es imposible de alterar. Entonces, porque no aprovechar eso para diseñar un sistema de seguridad capaz de leer la parte inicial de la tarjeta, comparar el número con los almacenados en la memoria E2PROM interna del circuito y permitir o impedir el acceso de la persona a determinado lugar o recinto.

Seguridad:
De nada sirve que el sistema de lectura de la tarjeta explore profundamente en la memoria para garantizar que el código es válido si cualquiera con un martillo o destornillador puede quitar de su lugar el dispositivo lector y puentear los cables que accionan la apertura de la puerta o la traba. Para que esto no suceda el zócalo lector de la tarjeta debe estar montado por un lado y la circuitería por el otro, haciendo que si un malintencionado quita el lector no logre accionar el sistema puenteando cables.

Claro que en el montaje definitivo se lo hará mas seguro, reducido y sólido que este simple prototipo.

En otro lugar mas seguro se colocará la electrónica necesaria para leer la tarjeta, comparar con los códigos almacenados y accionar el rele.

Actualmente estamos trabajando en el bosquejo del circuito, el cual funcionará en torno a un PIC16F84 y usaremos la memoria flash interna del chip para almacenar los códigos habilitados.

Estamos pensando como hacer para habilitar / bloquear las tarjetas. La idea inicial fue que al insertar una tarjeta denominada tarjeta habilitadora la siguiente tarjeta que se inserte a continuación quedará aceptada y por ende se permitirá acceder a la persona que la posea. Con otra tarjeta, llamada tarjeta canceladora, se haga el proceso inverso, impidiendo que la tarjeta que se inserta seguidamente acceda al sistema. Pero el problema de ese método radica en que si se pierde la tarjeta será virtualmente imposible quitarla del sistema por no contar con ella al momento de cancelarla. Y el potencial peligro que representa para la seguridad. Otra forma que ahora estamos analizando es que, con la tarjeta habilitadora se grabe el código de la tarjeta como aceptada y, por medio de un terminal serie conectado al circuito principal se puedan dar se baja posiciones de memoria anulando así las tarjetas allí contenidas. Pero eso implica conexiones extra, teclados, mas diseño y menor facilidad de uso por parte del usuario.

En breve se pondrá la primera revisión del circuito el cual estará disponible para que cualquiera lo copie y modifique a gusto.


El 09/11/2001 Alejandro escribió:

Hola!
Me interesa mucho este proyecto (que alguna vez se me había ocurrido, pero el tiempo no lo permitió). Con el problema que tienen sobre dar de alta y baja tarjetas, que se pueden perder... La solución más simple que encontré es hacer "familias" de tarjetas. Esto es, hacer una familia de 4 o 5 tarjetas (podrían ser más) y guardar una (la madre) en un lugar seguro. Entonces, con esa madre puedo dar de alta o de baja toda la familia. Si se pierde una de la familia puedo dar de baja todas, llamar a los chavones de esa familia, y dar de alta sus tarjetas con otra familia. Espero que les sea útil mi idea. Cualquier cosa pueden escribirme, me encantaría ayudarles!
Saludos, Alejandro Deymonnaz.